Ritmos Biológicos y Trabajo


Introducción

La existencia de los ritmos biológicos, se conoce desde los tiempos mas remotos, habiéndose dado diversas interpretaciones y dando lugar a derivaciones naturales o seudo culturales de diferentes índoles.

Debemos de tener en cuenta que todo esta relacionado con el tiempo y desde Aristóteles, el tiempo se vincula al movimiento, pero el verdadero problema se plantea al intentar establecer las posibles relaciones existentes entre el tiempo, el movimiento y la biología, que en cierto modo, es simultáneamente movimiento y tiempo en versión espacial estructurada.

Para Hipócrates, existía un principio común regula el organismo y el universo.

Al margen de estas consideraciones teóricas, hoy es común afirmar que existe una periodicidad cósmica que con los cambios en la intensidad de la luz, la alternancia día y noche., la sucesión de las estaciones, etc, origina modificaciones en la temperatura, la dirección de los vientos, la composición iónica del aire, todo lo que contribuye a configurar una visión rítmica del ambiente en el que la vida en general y la vida del hombre en particular tienen necesidad de desarrollarse.

La vida desde la célula al organismo, esta regida por un orden jerárquico ordenado desde el código genético contenido en el mapa cromosómico. Pero es el caso que el mapa cromosómico, puramente molecular, esta montado sobre otro estrictamente energético que determina su configuración y en cierto modo su función en relación con la propia identidad del sistema y de la posición de éste en el suprasistema específico-ecológico o dicho de otra forma, en la biosfera y en el cosmos.

Partiendo del equilibrio energético intramolecular, toda la actividad orgánica está sometida y posiblemente condicionada, a factores extrabióticos que contribuyen a orientar los esquemas familiares y sociales y la evolución general de los sistemas vivos sincronizándolos con su ambiente en el sentido más amplio.

Cronobiología

El organismo es solo el instrumento operativo de la vida humana, definible como el espacio morfológico funcional del cuerpo, o dicho de otra forma, de las estructuras que se integran al sistema vital del hombre. Este espacio morfológico-funcional se resuelve en equilibrio dinámico lo que nos obliga también a introducir en la ecuación el factor tiempo.

El análisis seriado del tiempo ha demostrado que la mayor parte de los fenómenos biológicos responden a un desarrollo cíclico periódico. De este modo su característica principal es una variabilidad temporal `periódica equivalente a un ritmo.

La cronobiología se ocupa de los ritmos biológicos y de su posible sincronización con los ritmos cósmicos, o sea que es la temporización de los fenómenos biológicos. Bella han sido encargada de demostrar la existencia de los ritmos externos e internos tanto en los sistemas ecológicos, como en los grupos sociales y en los individuos de diversas especies y de cómo esos ritmos en cada individuo, abarcan desde la actividad y multiplicación celular, al metabolismo, las secreciones internas y el comportamiento.

Para F. Del Pozo, existe un sistema endógeno que marca el ritmo en forma de reloj biológico, gracias al cual los sistemas vivos son capaces de orientarse y orientar sus actividades en el tiempo, lo cual puede ser sumamente interesante en el área de la racionalización del trabajo y de la ergonomía.

Ritmos Biológicos

El periodo es la constante que define el ritmo y según la duración de aquel se establece unas clasificaciones de los diferentes ritmos conocidos.

El organismo como sistema

No es vana la referencia a la teoría general de los sistemas en el contexto de la cual el organismo humano se identifica como un sistema abierto integral, unitario, autorregulado y mantenido en estado de equilibrio dinámico.

A todos los niveles de su organización se manifiesta el efecto de los ritmos a través de los cuales realiza la integración de los tiempos neuronal, hormonal, celular y cósmico.

Creonoergonomía

La Cronoergonomía propiamente dicha, es la encargada de la definición y distribución racional del trabajo y del descanso en el marco del tiempo biológico.Existen varias definiciones de Cronoergonomía, pero una valida podría ser la siguiente: la aplicación del esfuerzo según la distribución cronobiologicamente racional del trabajo y del ocio, sin perder de vista que el ocio no tiene por que ser necesariamente inactivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: