La OIT colabora con el Gobierno de Filipinas para establecer un programa de empleos de emergencia


Fuente OIT

Alrededor de un cuarto de la población activa de Filipinas ha sido afectada por el tifón Haiyan. La OIT, junto a las agencias del sistema de Naciones Unidas, colabora con el gobierno y a las organizaciones de empleadores y trabajadores para ayudar a los trabajadores y sus comunidades.

wcms_229880MANILA – Cinco millones de trabajadores han sido afectados por la devastación ocasionada por el tifón Haiyan (Yolanda), que azotó Filipinas la semana pasada, según las estimaciones más recientes de la OIT.

“Esta cifra equivale a la población de Noruega”, señaló el Director de la Oficina de la OIT en Filipinas, Lawrence Jeff Johnson. “Pero no es sólo una cuestión de números: éstas son personas cuyos medios de subsistencia han sido destruidos y que hoy en día viven en la incertidumbre”.

“El trabajo de reconstrucción que nos espera es enorme. Los trabajos de emergencia serán cruciales para despejar las carreteras y restaurar las instalaciones y las infraestructuras comunitarias. Además, y de igual importancia, ofrecerá a las personas que han perdido sus medios de vida una oportunidad para recibir un ingreso y obtener acceso a la protección social mientras ayudan a reconstruir sus comunidades”, agregó Johnson.

Casi la mitad de todos los trabajadores afectados tenía un empleo vulnerable, según la definición de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, antes de la llegada del tifón. Esto quiere decir que trabajaban en malas condiciones sin acceso alguno a la protección social y sin otra opción que aceptar o inventar cualquier trabajo que se les presentara. “Asistir a estos trabajadores y a sus familias debería ser nuestra principal prioridad”, afirmó Johnson.

Programa de empleos de emergencia

Filipinas es el tercer país con mayor riesgo de desastre en el mundo. El Gobierno ha colocado el empleo de emergencia y la reconstrucción de los medios de subsistencia a la cabeza de su estrategia de respuesta a los desastres, a fin de ayudar a las personas a regresar a una vida normal lo más pronto sensible.

Los programas de empleos de emergencia han sido implementados en diversas zonas de Filipinas que han sido afectadas por anteriores de desastres naturales.

“Este tipo de programas ayuda a los sobrevivientes a superar la crisis, pero siempre y cuando incluyan condiciones de trabajo seguras y decentes, tales como salarios mínimos, equipo de protección, orientación sobre seguridad y salud, protección social y seguro de enfermedad”, dijo Johnson.

La OIT ha desplegado seis equipos en las zonas más afectadas: Tacloban (Leyte), Roxas (Panay), Busuanga (Palawan /Coron), Cebu del norte, Negros Occidental y Bohol, que apenas se está recuperando de un terremoto.

Los equipos están trabajando en estrecha colaboración con el Departamento de Trabajo y Empleo, el Departamento de Bienestar Social y Desarrollo, así como con las autoridades locales, las empresas y las organizaciones de trabajadores.

Para más información, por favor póngase en contacto con manila@ilo.org

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: